21/02/2017
CHUITA, UN EJEMPLO DE VIDA PARA LAS NUEVAS GENERACIONES.

 

Boletín No. 188

 

Huimanguillo Tabasco.- “Vivo contento con lo que hago, no me meto con nadie, trabajo porque me gusta, uno es la llave de todo y de la mano de Dios, voy luchando todos los días, aunque no veo desde hace 40 años, eso  no me ha impedido disfrutar de la vida, nunca he vivido amargado, yo confío en mí” Son las palabras de Don Jesús de la Cruz de la Rosa, mejor conocido como Chuita.

En la próxima reinauguración del ya moderno parque ubicado en la Av. Rafael Martínez de Escobar, conocido como “El chuzo”, recibirá por las autoridades municipales, encabezadas por el edil, José Sabino Herrera Dagdug, el nombre de “Chuita” en honor a este hombre que significa para las nuevas generaciones, un ejemplo de vida a seguir, pues pesé a sus limitaciones físicas se ha conducido como un ser humano de convicciones fuertes.

Todos los días, a las 4 de la madrugada, con un baño de agua helada de pozo y un café negro, Chuita, como le conoce todo Huimanguillo, inicia su día; con las frutas y verduras listas en su triciclo, emprende la caminata a paso lento y con la mirada perdida en la oscuridad de su ceguera, recorriendo las calles del municipio,  pregonando con su chiflido,  animoso de trabajar.

Don Jesús de la Cruz de la Rosa, de 87 años de edad, cuenta gustosamente que él trabaja con alegría, pues eso lo levanta y lo alienta todos los días, no hay descanso para él y tampoco lo pide, estar ocupado lo ayuda a no enfermarse, asegura que “estar activo nos previene de enfermedades, yo nunca me he enfermado y en esos días en que te empieza una calentura, me levanto, me echo un buen baño, me tomo mi café, me voy a trabajar y ahí se me olvida que me sentía mal”.

Sin duda, los jóvenes necesitan hombres y mujeres de ejemplo, que provoque en ellos admiración, ganas de querer ser alguien mejor, de aprender a valorar la vida y disfrutarla al máximo.