31/10/2016
AL RESCATE DE LAS TRADICIONES CON EL CONCURSO DE ALTARES.

 

Boletín No. 133

 

  • 10 MIL, 5 MIL Y 3 MIL PESOS FUERON LOS PREMIOS QUE ENTREGÓ EN EFECTIVO EL EDIL.
  • PROMOVER EN LA JUVENTUD ÉSTA Y OTRAS TRADICIONES ES LA CONSIGNA DE DECUR.

 

Huimanguillo, Tabasco.- Las comidas, fotos, flores, calaveras y todos los elementos que conforman un altar,  tradición milenaria que nos distingue como mexicanos y tabasqueños, se recrearon en la explanada del parque central, conmemorativo al día de muertos que se avecina y como parte de una actividad del ayuntamiento de Huimanguillo para rescatar nuestras tradiciones.

La titular de la Dirección de Educación, Cultura y Recreación, Amparo Castellanos Reande, expresó que promover en la juventud esta y otras tradiciones, es la consigna del Presidente Municipal, José Sabino Herrera Dagdug, y por supuesto mantenerla viva en los demás habitantes.

En este concurso de altares, participaron 10 familias e institutos educativos que se esmeraron en la creación de cada uno, sin dejar de lado los elementos prioritarios así como la originalidad y exposición oral, para que el jurado calificador integrado por el Mtro. René Magaña Morales, Mtra. Elena González Vidal y Antonio de Jesús Moheno Torruco, seleccionaran a los tres primeros lugares merecedores de premios en efectivo.

La entrega de los premios en efectivo lo hizo el alcalde Sabino Herrera en compañía de su esposa la presidente honoraria del DIF municipal, Tirsa Martínez de Escobar, otorgándole el primer lugar al altar denominado “María Luisa” con 115 puntos y un premio de 10 mil pesos; el segundo lugar para el altar  “Mi tierra” con 113 puntos y un premio en efectivo de 5 mil pesos; y para el tercer lugar el altar titulado “Más allá del sol” de la Universidad Los Ángeles, que obtuvo 107 puntos y premio de 3 mil pesos.

A la vista se apreció la conjunción de elementos como los siete pisos, la cruz de ceniza, la flor de cempasúchil, la comida, bebida y el dulce que disfrutaba en vida el fiel difunto, así como su fotografía,  las calaveritas de azúcar, el color del papel picado, la representación de la tierra, el limbo y el cielo, las velas de cebo, el incienso, para la suma de esta conmemoración llegaron catrinas al ritmo de la música del mariachi, dando vida a la memoria de nuestros fieles difuntos.